Tipos de caspas.

Para saber como solucionar el problema de la caspa, antes debemos saber qué tipo de caspa tenemos, así sabremos que remedios pueden ayudar a una o a otra. Existen diferentes tipos de caspa, pero se pueden clasificar en dos tipos: la caspa seca y la caspa grasa.




Caspa seca o Pitiriasis simplex.

La piel empieza a formar escamas en lo que es el cuero cabelludo. Suele mantenerse por largos períodos de tiempo y puede afectar a diversas edades. Si no se trata puede tener recidivas e incluso evolucionar a caspa grasa.

¿Cómo saber si es caspa seca?:

Presencia de escamas finas, secas, blancas o grisáceas, que se desprenden facilmente y ocupan totalmente el área del cuero cabelludo.

Las escamas se reparten de forma antiestética por el cuello y hombro

Cuero cabelludo seco y cabellos sin brillo.

No presenta signos inflamatorios y el prurito es moderado o ausente.


Caspa grasa o Pitiriasis steatoide.

Este tipo de caspa puede ser provocado por el hongo FM.

Es un estado descamativo asociado con la existencia de seborrea, que puede suceder a una pitiriasis simplex o surgir espontáneamente. Sus características más destacables son:

Picores y signos inflamatorios.

Presencia de escamas de mayor talla, espesas, amarillentas y grasientas, preferentemente localizadas en las áreas seborreicas (cuero cabelludo frontal).

Las escamas se adhieren al cuero cabelludo y al cabello, formando placas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada